CONVERSACIONES CRUCIALES

Si hablando se entiende la gente, ¿por qué, precisamente, es cuando hablamos que comienzan los problemas?